PREPARA TÚ MISMO ESTAS DELICIOSAS RECETAS, ES MUY FÁCIL, ECONÓMICO Y DELICIOSO.


Leche de almendra

Ingredientes

  1. 1 taza de almendras
  2. 1 litro de agua 
  3. Dátiles de tu preferencia al gusto

Preparación:

Enjuaga muy bien las almendras. Déjalas remojar toda la noche con suficiente agua. Por la mañana o transcurridas al menos 10 horas, enjuaga nuevamente las almendras. Licúa todos los ingredientes. Agrega los dátiles dependiendo de qué tan dulce te guste. Es muy importante que la cueles con una tela o gasa, además de un colador común para retirar de la bebida todas las cáscaras de las almendras. 

Puedes mantenerla en el refrigerador hasta 3 días. 


Leche de avena

Ingredientes

  1. 1 taza de avena natural
  2. 1 litro de agua 
  3. Vainilla al gusto 
  4. Canela en polvo al gusto

Preparación:

Pon a remojar la avena en agua hasta que la cubra. Déjala remojando toda la noche. Por la mañana o pasadas al menos 8 horas, enjuaga con agua limpia la avena. Una vez bien limpia y escurrida, licuala con el litro de agua. Agrega vainilla y canela en polvo al gusto para endulzar un poco. Cuela obteniendo sólo la bebida. 

Puedes mantenerla en el refrigerador hasta 2 días y se conserva. 


Leche de arroz

Ingredientes

  1. 1 taza de arroz 
  2. 2 litros de agua
  3. 1 pizca de sal 
  4. 1 raja de canela
  5. 2 cucharadas de azúcar mascabado o tu endulzante de preferencia

Preparación:

Enjuaga bien el arroz y escúrrelo el tiempo suficiente para que esté completamente seco. En una olla, pon a dorar los granos, es muy importante que no se quemen, solo dóralos ligeramente. Una vez tostados, agrega los demás ingredientes y deja hervir una hora o hasta que se ablande y espese la mezcla. Permite que se enfríe lo suficiente para molerlo todo en la licuadora sin que te quemes. Retira la canela. Una vez molida la mezcla, cuela bien.

Puedes mantenerla en el refrigerador durante máximo 3 días. 


Leche de coco

Ingredientes

  1. Pulpa de 1 coco completo
  2. 1 litro de agua
  3. Endulzante de tu preferencia

Preparación:

Licúa la pulpa del coco con el litro de agua, y agrega un poco de tu endulzante preferido, ya sea unas gotas de vainilla, una pizca de azúcar mascabado o media cucharadita de miel de agave o maple. 

Cuela bien con una tela y un colador. Deja reposar en el refri durante una hora. Retira la capa de pulpa que se queda en la parte de arriba. Una vez retirada puedes volver a colar.

Puedes mantenerla en el refrigerador hasta 3 días. 


¡Comparte estas deliciosas recetas y ayuda al ambiente y a los animales!