Site Overlay

Explotación

Las vacas no son felices

La industria de los lácteos utiliza publicidad totalmente alejada de la realidad. Nos muestran pastizales verdes, cielos azules y vacas viviendo felices en libertad, siendo ordeñadas de manera manual. Pero están mintiendo. 

Para producir leche en las cantidades necesarias que cubran la demanda del mercado —y que la misma industria genera—, millones de vacas son hacinadas en lugares sucios y estrechos que no se parecen en nada a nada a un campo verde. Para que puedan producir leche necesitan estar embarazadas y sus bebés les son arrebatados para que no se tomen la leche que produce. Existen muchos videos en los que podemos ver a las vacas llorando por días la pérdida de su bebé, o persiguiendo las camionetas en donde se los llevan.

Después son conectadas  a una máquina para quitarles la leche que, por naturaleza, les pertenece a sus becerros ya que es leche materna. En el transcurso de su explotación tendrá infecciones muy dolorosas como la mastitis.  Las inseminan de forma artificial una y otra vez hasta que por el cansancio y la explotación colapsen y sean enviadas al matadero. 

A los bebés arrebatados no les espera un destino diferente. Si es macho será enviado al matadero para venderlo como carne tierna y si es hembra, tendrá el mismo destino de explotación que su madre. Cuando son pequeñas cortarán sus cuernos, que tienen terminaciones nerviosas, sin anestesia;  y les marcarán con fuego las iniciales del rancho. Y comenzará el ciclo de explotación una y otra vez igual que su madre.

La ciencia siempre se inclina hacia el peso de la evidencia, un peso que está determinado por los resultados de diversos experimentos y estudios. Hasta ahora, los datos en relación a las vidas físicas y emocionales de las vacas en los establos, el impacto ambiental de la ganadería y lo prescindibles que son los productos lácteos para nuestra salud, expresan sin lugar a dudas que necesita haber una transformación del sistema alimentario actual. Los animales sufren terriblemente en la industria láctea y este sufrimiento ya no debe ser ocultado ni ignorado.Puedes aprender más datos sobre la crueldad de la leche en nuestra sección REALIDAD ¡Comencemos a actuar juntos para acabar con el abuso hacia los animales!

Scroll Up
Instagram